lunes, 19 de noviembre de 2012

Carta del Rector de la UC a los trabajadores

Querido universitario, querida universitaria:



Considero mi deber, como responsable máximo de nuestra Universidad,
dirigirme a todos vosotros para que tengáis información de primera
mano de la situación que nos ha sobrevenido y de las pautas de
actuación que este equipo rectoral está llevando a cabo en relación
con los Presupuestos Generales de la Comunidad para el próximo año.



La UC y el Gobierno regional subscribieron un Contrato Programa en
2006, vigente hasta el 2009 y renovado en años sucesivos. En su
evolución reciente, lo primero que hay que constatar es que desde 2009
hasta 2013, se ha producido una reducción de la transferencia del
Gobierno Regional a la Universidad del 21% (15,5 M€). En lo que se
refiere específicamente al Programa de Suficiencia Financiera
(Capítulo 1, Nóminas), la reducción ha sido, para el mismo período,
del 13,24% (8,9M€). Las partidas iniciales correspondientes a otros
Programas han quedado reducidas a cantidades meramente testimoniales.



Si la Universidad ha podido hacer frente en años anteriores a estas
minoraciones es porque tiene una economía saneada, basada en una
política activa de captación de fondos,  que define un modelo de
gestión reconocido como ejemplar, eficaz y realista, que le ha
permitido, además, tener al día los pagos a proveedores.



Ya durante el año 2012 tuvimos que hacer frente a una retención de
gasto de 4,7 M€ (aumentada posteriormente a 5 M€ sin ningún tipo de
explicación), que supuso una serie importante de recortes en los
gastos corrientes de todas las Unidades, así como en las políticas de
investigación y de profesorado (asociados), entre otros, que fueron
expuestos por mí mismo en el Claustro correspondiente.



En los presupuestos de 2013 para suficiencia financiera aparece la
cantidad de 58.374.571 €, lo que supone un descenso del 10,53%
respecto a los 65.248.459 € presupuestados para el 2012. Esto afecta
directamente a nuestra plantilla, PDI y PAS, constituyendo el mayor
recorte en este Capítulo de todos los Presupuestos de la Región: 1,22%
de reducción de la Administración Regional en conjunto o 4,07% de la
propia Consejería de Educación.



No entendemos la causa de este trato a todas luces descompensado hacia
nuestra Institución. Queremos creer que es fruto de la precipitación y
de la necesidad de cerrar Presupuestos por parte del Ejecutivo. En
este sentido, debo manifestaros que no hubo reunión preparatoria con
la Consejería de Educación, cuando la estábamos esperando, tras una
previa reunión de exposición de la situación con la Consejería de
Economía.



Las necesidades de la UC en Capitulo 1 son

   Personal fijo: 60M€.
       Funcionarios (PDI, PAS), 48M€
       Contratados (PCD, PAS), 12M€
   Personal eventual: 8M€:
       Ayudantes, Ayudantes Doctores (4,7 M€)
       Asociados (3,3 M€)



Como puede entenderse la situación es muy complicada, hasta el punto
de que con las previsiones que se nos han asignado no es posible poder
presentar un presupuesto viable para 2013.



Ante esta situación, solicité una reunión al Presidente de Gobierno,
tras la cual se acordó constituir una comisión con representación de
las Consejerías de Economía y Educación y del equipo de gobierno de la
UC para estudiar las posibles soluciones. Dicha reunión, aún sin fecha
a día de hoy, deberá tener lugar a lo largo de esta semana.



Para este equipo rectoral la fuerza de la Institución la constituyen
las personas y, por lo tanto, defenderemos su mantenimiento en el
puesto de trabajo, especialmente el de aquellos que están comenzando
su carrera académica o de gestión, pues en ellos está la continuidad y
el futuro de la Universidad.



Esto no obsta para que estemos dispuestos a analizar rigurosa y
profundamente la dedicación, la efectividad y la calidad de nuestra
docencia, investigación, transferencia y gestión, así como a ofrecer
estructuras de futuro que potencien nuestra universidad, compromiso
que ya manifestamos en nuestra campaña al rectorado y en el que
estamos implicados.



Quiero tener confianza en que de esa reunión de trabajo salgan
fórmulas que puedan hacer viable un presupuesto adecuado, que nos
permita seguir manteniendo nuestros niveles de calidad y exigencia en
todos los ámbitos universitarios. La Universidad no es ajena en
absoluto al difícil momento económico y a las exigencias de la
situación, de hecho, en los últimos años ya hemos hecho un esfuerzo
muy importante en este sentido. Somos conscientes de la máxima
dificultad en la que nos movemos. Pero tened la seguridad de que
estamos trabajando con toda nuestra determinación.



Adquiero personalmente el compromiso, junto al resto del equipo
rectoral, de teneros puntualmente informados de todos los resultados
de las inmediatas negociaciones.



Un cordial saludo,



José Carlos Gómez Sal

Rector de la Universidad de Cantabria

No hay comentarios:

Publicar un comentario